COVID 19 obliga a cambios en conmemoración del Miércoles de Ceniza

La pandemia de coronavirus obligó un cambio en la distribución de cenizas para el Miércoles de Ceniza en las iglesias católicas romanas.

0
367
Banner

La pandemia de coronavirus obligó un cambio en la distribución de cenizas para el Miércoles de Ceniza en las iglesias católicas romanas.

La Congregación para el Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos del Vaticano publicó una nota que describe el proceso necesario para evitar el contacto cercano y evitar la propagación del virus.

La nota pide al sacerdote que diga la oración para bendecir las cenizas y rociar las cenizas con agua bendita, sin decir nada. Luego se dirigirá a todos los presentes y solo una vez dice la fórmula tal como aparece en el Misal Romano, aplicándola a todos en general: “Arrepentíos y creed en el Evangelio” o “Recuerda que eres polvo, y que polvo volverás”.

A continuación, el sacerdote se lavará las manos, se pondrá una mascarilla y distribuirá las cenizas a los que se acerquen a él o, en su caso, a los que estén parados en sus lugares. El sacerdote toma las cenizas y las esparce sobre la cabeza de cada uno sin decir nada.

Habitualmente, el sacerdote marca la frente de cada participante con cenizas negras en forma de cruz y el sacerdote les dice a las personas mientras las cenizas se aplican a sus frentes: “Apártate del pecado y vive el Evangelio”.

Miércoles de Ceniza

El Miércoles de Ceniza marca el comienzo de la temporada de Cuaresma de 40 días, cuando los fieles se preparan para la Pascua haciendo penitencia por los pecados y buscando la renovación espiritual a través de la oración, la disciplina y las buenas obras. Recibe su nombre de la práctica de colocar cenizas en la frente de los fieles como signo de penitencia.

Los católicos conmemoran el Miércoles de Ceniza ayunando, absteniéndose de comer carne y arrepintiéndose. Otras denominaciones cristianas hacen que el ayuno sea opcional, con el enfoque principal en el arrepentimiento.

Miércoles de Ceniza en medio de la pandemia de coronavirus obligó a un cambio en la distribución de cenizas para el Miércoles de Ceniza en las iglesias católicas romanas.

El arzobispo José H. Gómez celebó la misa del Miércoles de Ceniza en la Catedral de Nuestra Señora de los Ángeles en el centro de Los Ángeles, a las 12:10 p.m.

Debido a la pandemia, la asistencia en persona fue limitada. Gómez también envió su mensaje de Cuaresma durante la Misa, que se transmitió en vivo en la página de Facebook de la catedral,  el sitio web de la catedral, y la página de Facebook de la Arquidiócesis de Los Ángeles.