Plan “Escuelas seguras para todos” en Los Ángeles

Asegurando que en las condiciones de la pandemia en Los Ángeles, el plan de retorno a clases del gobernador no considera la las comunidades de color más afectadas por el coronavirus en el epicentro de la pandemia.

0
205
Banner

Asegurando que en las condiciones de la pandemia en Los Ángeles, el plan de retorno a clases del gobernador no considera la las comunidades de color más afectadas por el coronavirus en el epicentro de la pandemia.

En su mensaje de regreso a clases, el superintendente del Distrito Escolar de Los Ángeles, Austin Beutner, respondió este lunes al plan de reapertura de las escuelas y clases presenciales que anunció el gobernador Newsom para California en medio de la pero crisis de la pandemia de coronavirus.

“Si bien el plan Escuelas Seguras para todos reconoce la importancia de reabrir las escuelas públicas, no proporciona la ayuda que nuestras escuelas necesitarán para reabrir los salones de clase», dijo el superintendente del segundo distrito escolar más grande de EEUU.

De acuerdo con Beutner, el plan del gobernador no aborda el impacto desproporcionado que el coronavirus está teniendo en las comunidades de color y de bajos ingresos, población que conforma gran parte del distrito escolar dentro del condado, epicentro de la pandemia en California.

Niña estudiando

El líder escolar de Los Ángeles reconoció la necesidad de una educación integral y presencial, y al mismo tiempo recordó que as tasas de coronavirus en la región están en niveles peligrosamente altos y están empeorando con el paso de los días.

«En Los Ángeles 1 de cada 5 residentes dan positivo por el virus, los hospitales están colapsados, los servicios de ambulancia y los trabajadores de emergencia ya no pueden responder a todas las llamadas de ayuda”, dijo Beutner describiendo las condiciones de la pandemia en la jurisdicción y que de acuerdo con su posición hacen inseguro el retorno a las escuelas en la región.

Además, según el líder escolar angelino, la visión estatal deja la definición de un «ambiente escolar seguro» y el «estándar para reabrir las aulas» al criterio individual de 1,037 distritos escolares a lo largo del estado, creado un mosaico de normas de seguridad ante a una crisis de salud en todo el estado. Y revierte un compromiso estatal de financiamiento escolar basado en la equidad.

Desde el inicio de la declaración de la pandemia, el Distrito Escolar de Los Ángeles ha reportado que los recursos para la continuidad del programa de alimentos  para las familias de 600.000 estudiantes ha sido posible gracias a donaciones millonarias de particulares y no precisamente por fondos locales y estatales.

Esto implica que el distrito mantiene un apoyo crítico a grupos potencialmente afectados por los despidos y cierres debido al coronavirus.

“Algo tiene que cambiar. Los líderes locales necesitan aprender qué se está haciendo en todo el país y en todo el mundo donde otras ciudades no están experimentando los mismos niveles del virus que tenemos aquí en Los Ángeles”, criticó el superintendente escolar.

El superintendente escolar de Los Ángeles aseguró que el “nivel trágicamente alto del virus está teniendo un impacto directo en la capacidad del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles para reabrir los salones de clase. No es seguro ni apropiado cuando los niveles de covid-19 son mucho más altos que las pautas actuales del estado para incluso considerar la reapertura de los salones escolares.

¿Cuáles son las condiciones del distrito para regresar a las escuelas?

» Una condición preliminar y necesaria para que los estudiantes regresen a las escuelas de Los Ángeles es que deben mejorar las condiciones generales de salud«, dijo el jefe de LAUSD a inicios de noviembre. Recordando que el condado de Los Ángeles sigue en el nivel morado en la estrategia de reapertura de California, la de mayor riesgo según las autoridades de salud del estado y a esto hay que sumarle un repunte de casos en el área.

El retorno a clases presenciales en todas las escuelas de Los Ángeles no está previsto hasta tanto no exista un plan uniforme para todas las instituciones educativas en la región. Y de acuerdo con el superintendente, se estima que esta estrategia se conozca en enero de 2021. Sin embargo, cualquier cambio en el sistema educativo actual dependerá de la situación de la pandemia.