Playas vacías tras el derrame de petróleo en California

Un tramo de la costa del sur de California se ha transformado por una fuga en una ducto que derramó más de 100.000 galones (casi 380.000 litros) de petróleo en el Océano Pacífico.

0
28
Banner

Un tramo de la costa del sur de California se ha transformado por una fuga en una ducto que derramó más de 100.000 galones (casi 380.000 litros) de petróleo en el Océano Pacífico.

Las playas de Huntington Beach, normalmente bulliciosas y que reciben a los turistas con un cartel que dice «Surf City USA», estaban vacías este lunes.

Y un poco más al sur, equipos con trajes blancos para materiales peligrosos trabajaban para proteger el frágil ecosistema de los humedales cerca de la desembocadura del río Santa Ana, un hábitat crucial para las aves migratorias que está envuelto en brillantes cintas de petróleo.

Según la supervisora del condado de Orange, Katrina Foley, que ha proporcionado información actualizada en Twitter, ya han llegado a la orilla aves y peces muertos.

Este lunes, el gobernador Gavin Newsom proclamó el estado de emergencia debido al derrame. «El estado se está moviendo para reducir la burocracia y movilizar todos los recursos disponibles para proteger la salud pública y el medio ambiente», dijo en un comunicado.

La ruptura, ampliamente difundida el sábado, se produjo a unos ocho kilómetros de Huntington Beach, en el condado de Orange, y derramó hasta 144.000 galones de crudo (546.000 litros), según una estimación actualizada de la ciudad de Huntington Beach.

Dudas sobre la información de la empresa

Y mientras se investiga la causa, también hay dudas sobre el calendario de notificaciones.

Pero en una entrevista con CNN el lunes, el director general de Amplify, Martyn Willsher, dijo que el personal de la empresa detectó el brillo el sábado por la mañana, no el viernes por la noche. Willsher dijo que, aunque hay equipos para detectar la fuga sin que se vean los derrames de petróleo, no hubo avisos de una posible fuga en la línea antes del sábado.

Amplify es una pequeña empresa con sede en Houston con 222 empleados a finales de 2018, la última vez que informó del tamaño de su personal en una presentación de la empresa. Su informe financiero más reciente muestra ventas de 153 millones de dólares, con pérdidas en lo que va del año de 54,4 millones de dólares hasta finales de junio.

Playas en California