Identifican dos nuevas víctimas del atentado 11-S 20 años después

La Oficina del Médico Forense de Nueva York anunció que ha conseguido poner nombre a dos nuevas personas de los atentados del 11-S.

0
187
Vista del Monumento Nacional al 11-S en el World Trade Center en Nueva York. Está ubicado donde estaban las torres gemelas. Foto: EFE
Banner

Este sábado se cumplen 20 años del 11-S, el peor atentado terrorista que ha sufrido la humanidad en la historia. Dos décadas desde que la ciudad de Nueva York viviera un auténtico infierno.

El ataque con aviones comerciales que cometió Al Qaeda provocó casi 3.000 muertes entre el atentado con los dos aviones en las Torres Gemelas de Nueva York, el del Pentágono y la aeronave que se estrelló en Shanksville (Pensilvania) gracias al enfrentamiento de los pasajeros con los secuestradores del avión.

20 años después se han identificado dos víctimas de aquel fatídico día. La Oficina del Médico Forense de Nueva York anunció que ha conseguido poner nombre a dos nuevas personas de los atentados del 11-S.

Dorothy Morgan, de la localidad de Hempstead, es la víctima número 1.646 que se ha conseguido identificar, mientras que la 1.647 es un hombre del que no se ha revelado su identidad a petición de sus familiares.

Desde octubre de 2019, las autoridades neoyorquinas no anunciaban nuevas identificaciones, que en esta ocasión han sido posible a través de los análisis de ADN de los restos que se recuperaron del lugar del suceso que se cobró las vidas de 2.753 personas el 11 de septiembre de 2001.

Más de 1.100 víctimas o un 40% de los fallecidos aun no han sido identificados formalmente. «Hace 20 años, prometimos a las familias del World Trade Center que haríamos todo lo que hiciera falta durante el tiempo que hiciera falta para identificar a sus seres queridos, y con estas dos nuevas identificaciones, seguimos cumpliendo con esa sagrada obligación», dijo en un comunicado la médico forense jefe de la ciudad de Nueva YorkBarbara Sampson.

«No importa cuándo tiempo pase desde el 11 de septiembre de 2001, nunca lo olvidaremos, y nos comprometemos a usar todas las herramientas a nuestra disposición para asegurarnos que todos a los que perdimos puedan volver a reunirse con sus familias», agregó.

El esfuerzo de identificación de las víctimas del 11-S es la investigación forense más grande y compleja de la historia de EE. UU. Recientemente, la Oficina del Médico Forense ha adoptado la tecnología de secuenciación de ADN de nueva generación (NGS, sus siglas en inglés), que también se ha utilizado en la identificación de los restos de militares estadounidenses.