FDA insiste en los peligros de usar la ivermectina contra el covid-19

La ivermectina se ha convertido en un tratamiento popular contra el covid-19, sobre todo en América Latina, pero hasta ahora no hay la evidencia científica sólida que respalde su uso.

0
388
Banner

La ivermectina se ha convertido en un tratamiento popular contra el covid-19, sobre todo en América Latina, pero hasta ahora no hay la evidencia científica sólida que respalde su uso.

Estudios clínicos realizados en humanos para probar los beneficios de la ivermectina contra el coronavirus no han arrojado resultados contundentes o han tenido limitaciones metodológicas que hacen cuestionar sus hallazgos.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) emitió el pasado mes de marzo una advertencia sobre el consumo del desparasitante ivermectina contra el covid-19, en la que desaconseja su uso por falta de evidencia sobre sus beneficios y por el riesgo de efectos secundarios, que en varios casos han requerido la hospitalización.

Su recurrente uso ha activado nuevamente el aviso de la agencia federal sobre lo peligroso que su uso es para la salud de los seres humanos.

“Tomar largas dosis de esta droga es peligroso y puede causar daños serios”, recalcó la agencia en el comunicado donde notifica que han recibido “múltiples reportes de pacientes que han requerido apoyo médico y han sido hospitalizados luego de automedicarse con ivermectina formulada para caballos”.

El desparasitante es usado en el campo veterinario e indicado en menores dosis en humanos para el tratamiento de condiciones específicas como la oncocercosis de los ríos, la sarna, los piojos y la rosácea.

Algunos de los efectos secundarios que pueden asociarse con el consumo de ivermectina en altas dosis, según la FDA, incluyen sarpullido, náuseas, vómitos, diarrea, dolor de estómago, hinchazón del rostro o de las extremidades, eventos adversos neurológicos (mareos, convulsiones, confusión), baja repentina de la presión arterial, sarpullido grave que pueda requerir hospitalización y lesión hepática (hepatitis).

La agencia aclara que incluso en bajas dosis, el fármaco puede interactuar con otros medicamentos como los anticoagulantes.

Durante la pandemia se ha convertido en un tratamiento popular, sobre todo en Latinoamérica donde algunos médicos lo recetan e incluso algunos gobiernos lo incluyen dentro de sus lineamientos oficiales apelando a su potencial y contraviniendo las recomendaciones de organismos como la FDA que insisten en que hasta los momentos “hay evidencia insuficiente para apoyar su uso”.

Ivermectina