Inmigrantes indocumentados pueden empezar a solicitar ayuda económica por Covid-19

El gobernador Gavin Newsom ha puesto a disposición de los californianos indocumentados pagos de asistencia para desastres.

0
374
Foto archivo
Banner

Los inmigrantes indocumentados que viven en California pueden comenzar a solicitar pagos de asistencia para desastres de 500 dólares por persona y hasta 1,000 dólares por hogar.

El gobierno estatal ha puesto a disposición un fondo de 75 millones de dólares para ayudar a unos 150,000 inmigrantes indocumentados a superar la crisis del coronavirus.

Para calificar, los solicitantes deben demostrar que no son elegibles para los programas de asistencia federal derivados de la pandemia del coronavirus, como la Ley CARES o los beneficios federales de desempleo, y que han soportado dificultades a causa de la pandemia. Sólo los adultos pueden solicitarlo.

Doce grupos sin fines de lucro están trabajando con el gobierno estatal para canalizar los recursos. Los grupos ayudan a los solicitantes a determinar si tienen derecho a la ayuda, a solicitarla y a entregar tarjetas de pago a los que reciben el dinero. Los solicitantes deben contactar con el grupo que administra la asistencia en su condado de origen.

En el condado de Los Ángeles, tres grupos administran la ayuda: el Centro de Recursos Centroamericanos, al que se puede llamar al (213) 315-2659; la Coalición para los Derechos Humanos de los Inmigrantes, (213) 201-8700 o (213) 395-9547; y Asian Americans Advancing Justice, (213) 241-8880.

Los fondos están disponibles por orden de llegada hasta que se agoten o hasta el 30 de junio a más tardar.

En lo que el estado denomina un «esfuerzo separado pero complementario», grupos sin fines de lucro han puesto en marcha un «Fondo de Resistencia del Inmigrante de California» que tiene por objeto recaudar 50 millones de dólares. Estos fondos se distribuirán en pagos en efectivo a los inmigrantes indocumentados que no califiquen para recibir ayuda federal o estatal.

El Center for American Liberty, un grupo conservador, demandó al gobernador Gavin Newsom por su plan de ofrecer ayuda a los inmigrantes indocumentados.