Mujer de 82 años viajará al espacio con Jeff Bezos

Después de medio siglo de espera, Wally Funk, que se entrenó para el programa Mercury de la NASA pero se le negó la oportunidad de ir al espacio.

0
129
Banner

Después de medio siglo de espera, Wally Funk, que se entrenó para el programa Mercury de la NASA pero se le negó la oportunidad de ir al espacio, finalmente está pasando su tiempo entre las estrellas. Ha sido seleccionada por el hombre más rico del mundo, Jeff Bezos, para acompañarlo a él, a su hermano y a un ganador de la subasta aún desconocido a un viaje suborbital el 20 de julio.

Blue Origin anunció el jueves que la mujer de 82 años ocupará el cuarto lugar en el vuelo tripulado inaugural de su nave espacial suborbital New Shepard, junto con el fundador de Blue Origin, Bezos, su hermano Mark Bezos y el ganador de una subasta que desembolsó más de US$ 28 millones por la oportunidad. (El nombre del ganador de la subasta aún no se ha anunciado).

Funk volará en New Shepard como «invitada de honor», según una publicación en el Instagram de Bezos, que también muestra a Bezos revelándole a Funk que se unirá a la misión. Luego sonríe y grita emocionada.

Funk fue voluntaria como miembro del programa «Mercury 13», también conocido como el «Programa Mujeres en el Espacio», en febrero de 1961, que fue un esfuerzo financiado con fondos privados destinado a comenzar la capacitación de mujeres para volar en los primeros programas espaciales de la NASA.

Las 13 mujeres del programa realizaron todo el entrenamiento y las pruebas que realizaron los siete hombres seleccionados por la NASA para el programa de vuelos espaciales Mercury.

Funk se convirtió en la mujer más joven en graduarse del programa, y le dijeron que «lo había hecho mejor y que había completo el trabajo más rápido que cualquiera de los chicos», dijo durante un video promocional sobre su participación en el vuelo de Blue Origin.

Jeff Bezos y Wally Funk

Funk incluso pasó 10 horas y 35 minutos dentro de un tanque de privación sensorial en una prueba de Mercury 13, superando al famoso astronauta John Glenn.

«Me comuniqué con la NASA cuatro veces y dije ‘Quiero convertirme en astronauta’, pero nadie me quiso aceptar», dijo Funk. «No pensé que alguna vez llegaría a subir. Nada se interpuso en mi camino. Ellos dicen, ‘Wally, eres una chica, no puedes hacer eso». Dije: ‘Adivina qué, no importa lo que seas, aún puedes hacerlo si quieres’, y me gusta hacer cosas que nadie ha hecho antes».

Funk tiene una amplia experiencia pilotando aviones, registrando más de 19.600 horas de vuelo y enseñando a más de 3.000 personas cómo volar aviones privados y comerciales.

«Tengo la licencia para todo lo que tiene la FAA. Y puedo dejarte atrás», bromeó.

Pero Funk no necesitará toda esa experiencia para volar en el vehículo New Shepard de Blue Origin. El sistema de cohetes y naves espaciales totalmente autónomos está diseñado para permitir que prácticamente cualquier persona se convierta en astronauta después de unas pocas horas de instrucciones de seguridad y entrenamiento en las instalaciones de Blue Origin en el oeste de Texas.