Perros entrenados pueden detectar el Covid-19 olfateando la orina

El estudio adiestró a ocho perros labradores y un pastor belga malinois para que aprendieran a identificar muestras de orina tomadas a pacientes positivos en SARS-CoV-2.

0
251
Poncho, un labrador retriever dos años y medio, fue uno de los perros entrenados en el estudio para detectar el coronavirus olfateando muestras de orina.
Banner

Diversos estudios han mostrado que el olfato de los perros puede ser una herramienta útil contra el coronavirus al ser capaces de detectar la enfermedad, con un alto nivel de precisión, en muestras de saliva y sudor. Una nueva investigación ha descubierto además que los perros adiestrados pueden también detectar, con una precisión del 96%, el SARS-CoV-2 en muestras de orina, donde la carga viral suele ser menor.

El estudio, llevado a cabo por la Universidad de Pensilvania y publicado esta semana en la revista PLOS One, adiestró a ocho perros labradores y un pastor belga malinois para que aprendieran a identificar muestras de orina tomadas a pacientes positivos en SARS-CoV-2

Después de tres semanas de entrenamiento, todos los perros podían identificar muestras positivas de SARS-CoV-2 con una precisión del 96%, explican los investigadores en su estudio.

«No es algo sencillo de pedir a los perros», explica en un comunicado Cynthia Otto, autora principal del estudio y directora del Centro de perros de trabajo de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Pensilvania. 

«Los perros deben ser específicos a la hora de detectar el olor de la infección, pero también deben generalizar los olores de fondo de diferentes personas: hombres y mujeres, adultos y niños, personas de diferentes etnias y geografías», explica Otto.

Al tratarse de un estudio inicial, los investigadores continúan trabajando para poder trasladar este experimento a aplicaciones de la vida real. «El entrenamiento debe realizarse con mucho cuidado e, idealmente, con muchas muestras», indican en dicho comunicado de la Universidad de Pensilvania.

Este estudio busca sumarse a otros trabajos actuales que Otto y su equipo están desarrollando, como el denominado «estudio de la camiseta». En este experimento, los perros están siendo entrenados para detectar si una persona está infectada con el SARS-CoV-2 o si está vacunada, en función de los olores que quedan en sus camisetas utilizadas durante la noche.