California exigirá a profesores que estén vacunados o deberán testearse semanalmente

California, como el resto del país, ha experimentado un aumento preocupante de las infecciones por Covid-19 debido a la variante Delta.

0
128
Imagen ilustrativa
Banner

California se convertirá en el primer estado de Estados Unidos en exigir que todos los profesores y el personal escolar se vacunen o se sometan a pruebas semanales de Covid-19, anunció este miércoles el gobernador Gavin Newsom.

El mandato estatal de vacunas para los educadores se produce cuando las escuelas regresan de las vacaciones de verano en medio de la creciente preocupación por la variante Delta, altamente contagiosa.

Newsom anunció la nueva política en una escuela del Área de la Bahía de San Francisco que ya ha reabierto después de las vacaciones de verano. Muchas escuelas de California están nuevamente en sesión, y otras comenzarán en las próximas semanas.

«Creemos que esto es lo correcto y creemos que es una forma sostenible de mantener abiertas nuestras escuelas y abordar la ansiedad número uno que los padres como yo tenemos por los niños pequeños», aseguró Newsom.

Varios distritos escolares grandes del estado han emitido requisitos similares en los últimos días, incluidos San Francisco, Oakland, San José y el Distrito Escolar Unificado de Long Beach.

California, como el resto del país, ha experimentado un aumento preocupante de las infecciones por Covid-19 debido a la variante Delta, que representa la gran mayoría de los casos nuevos. Ha afectado a los niños más que las cepas anteriores del virus.

En las últimas semanas, Newsom ordenó que todos los trabajadores de la salud deben estar completamente vacunados para el empleo, sin la opción de realizar pruebas periódicas, y exigió que todos los empleados estatales se vacunen o elijan pruebas semanales.

Para las escuelas, Newsom emitió un mandato de máscaras para clases en interiores que se aplica a profesores y estudiantes, pero hasta el miércoles había dejado la decisión de si se requieren vacunas a los distritos locales.

El domingo, el presidente del segundo sindicato de profesores más grande del país, Randi Weingarten, dijo que «las circunstancias han cambiado. Me pesa mucho que los niños menores de 12 años no puedan vacunarse».