California registra el año más seco en un siglo

La acumulación media de lluvia y nieve en todo el estado sumó solo 11.87 pulgadas durante el año hidrológico 2021, que abarcó desde el 1 de octubre de 2020 hasta el 30 de septiembre.

0
58
Banner

California reportó su año más escaso en términos de precipitaciones en un siglo, y los expertos temen que los próximos 12 meses puedan ser aún peores.

El Centro Climático Regional Occidental agregó la precipitación promedio que se había informado en cada una de sus estaciones y calculó que un total de 11.87 pulgadas de lluvia y nieve cayeron en California en el año acuático 2021. Eso es la mitad de lo que los expertos consideran promedio durante un año de agua en California: alrededor de 23.58 pulgadas.

El centro climático cuenta las precipitaciones promediando todas las lluvias medidas en el estado al final de un año hidrológico, que se extiende desde el 1º de octubre hasta el 30 de septiembre siguiente.

Basado en los niveles disminuidos tanto de precipitación como de escorrentía, el último año hídrico fue el segundo más seco registrado, según el Departamento de Recursos Hídricos de California.

La última vez que el estado informó de tan poca lluvia y nevadas fue en 1924.

Los climatólogos compararon las condiciones de sequía que abarcaron 2020 y 2021 con la sequía de 1976-1977, que incluyó el nivel más bajo de escorrentía en todo el estado en un solo año hidrológico. La precipitación media en ese momento fue de 28.7 pulgadas; en 2020-2021, de 28.2.

Un informe federal situó las pérdidas económicas de la sequía de los años 70 en más de mil millones de dólares; algunos temían que la condición extrema pudiera paralizar el sistema de agua del estado.

California

La actual sequía, que lleva ya varios años, reavivó los mismos temores, ya que los reservorios se agotan y se han emitido proclamas de emergencia en 50 de los 58 condados del estado. El gobernador Gavin Newsom pidió a los californianos que reduzcan voluntariamente el uso de agua en un 15%, y los funcionarios estatales advierten que podrían imponer restricciones obligatorias si la sequedad continúa este invierno.

“La historia de California se ha escrito durante largas sequías”, consideró Bill Patzert, un climatólogo retirado que trabajó durante décadas en el Laboratorio de Propulsión a Reacción de la NASA estudiando los efectos del cambio climático. “Hay mucha agua, pero todo depende de cómo se use”.

El Monitor de sequía de EE.UU, un mapa actualizado cada semana, que muestra las condiciones relacionadas con la sequía en el país, indica que más del 87% de California está experimentando condiciones extremas o excepcionales, y casi la mitad del estado se ubica en la peor categoría.

Menos lluvia ha significado también menos caudal, especialmente en áreas como el río Colorado, una fuente importante de agua importada para el sur de California.

El lago Mead, de Nevada, una importante fuente de agua para Los Ángeles y el oeste, disminuye desde 2000, y la recuperación es sombría, alegan los expertos. Incluso si se avecinara un gran año hidrológico, “ni siquiera estaríamos cerca de volver a llenar el lago Mead”, consideró Daniel McEvoy, climatólogo del Western Regional Climate Center.