El Congreso de EE.UU. ratifica la victoria de Biden

El resultado es que el debate, que había comenzado a las 8 de la tarde, hora de Washington, terminó a la una y cuarto de la madrugada.

0
422
Banner

El Congreso de EE.UU. El líder republicano del Senado, Mitch McConnell, tenía prisa. Nunca quiso que los senadores de ese partido cuestionaran el resultado de las elecciones el 6 de enero, en lo que habitualmente es un trámite en el que simplemente se ratifican los resultados de las elecciones. Y menos aún después de que el Legislativo de Estados Unidos fuera asaltado por una masa de seguidores de Donald Trump.

Así que ha usado todas sus herramientas de procedimiento, que son enormes, para cerrar el debate sobre las elecciones. Redujo al máximo los tiempos de intervención. Y consiguió que, en vez de seis estados, solo se cuestionara la validez en tres de ellos: Arizona, Georgia, y Pennsylvania. No solo fue McConnell. El hecho de que el Congreso (que en EEUU es como se llama al Legislativo, formado por el Senado y por la Cámara de Representantes) hubiera sido asaltado redujo de 14 a seis el número de senadores dispuestos a apoyar el cuestionamiento de los resultados electorales. Finalmente, en una muestra de que esto era un acto de cara a la galería, la senadora Kelly Loffler retiró su objeción de Georgia. El lunes, Loeffler había perdido la reelección en ese estado.

El resultado es que el debate, que había comenzado a las 8 de la tarde, hora de Washington, terminó a la una y cuarto de la madrugada. En el Senado, solo seis senadores votaron a favor del cuestionamiento en Arizona, y siete en Pennsylvania. En la Cámara de Representantes, 121 respaldaron las objeciones en Arizona. La votación de Pennsylvania tampoco salió adelante. Pero eso ya era irrelevante. El Congreso ha ratificado la victoria electoral de Joe Biden en una jornada negra para la democracia de Estados Unidos.

Congreso estadounidense

TRANSICIÓN ORDENADA

El presidente saliente estadounidense, Donald Trump, acabó aceptando que su Presidencia será de un solo mandato y prometió una «transición ordenada», tras conocerse la ratificación del Congreso del mandatario electo Joe Biden.

«A pesar de que estoy totalmente en desacuerdo con el resultado de las elecciones, y los hechos están de mi lado, sin embargo, habrá una transición ordenada el 20 de enero», dijo Trump en un comunicado distribuido en Twitter por uno de sus principales asesores, Dan Scavino, informa Efe. «Siempre he dicho que continuaríamos nuestra lucha para asegurar que solo se contaban los votos legales. ¡Aunque esto representa el fin del mejor primer mandato en la historia presidencial, solo es el comienzo de nuestra lucha para Hacer a Estados Unidos Grande de Nuevo!», añadió, citando su lema electoral.

La reacción de Trump llegó a través de Scavino porque la cuenta de Twitter del propio presidente saliente está suspendida temporalmente, debido a unos mensajes en los que el mandatario justificó el asalto al Capitolio por parte de sus simpatizantes. A pesar de todo, Trump no llegó a reconocer la derrota en el citado texto, pero sí aceptó su marcha.

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, que presidía la sesión y al que Trump había eludido anteriormente para conseguir que no ratificara los resultados, declaró en la sesión que la ratificación del Congreso debía considerarse «suficiente» para aceptar la elección de Biden.

Pence puso así fin a una sesión que comenzó a primera hora de la tarde del miércoles y quedó interrumpida por el extraordinario asalto al Capitolio de los seguidores del presidente Donald Trump, un asedio que duró casi cuatro horas y se saldó con cuatro muertos, 14 policías heridos y al menos 52 detenidos.