Grabarán película en Los Ángeles en plena pandemia del Covid-19

El director de 'Transformers', 'La isla' y 'Armageddon' ha aprovechado como inspiración la expansión del coronavirus para producir 'Songbird'.

0
542
Michel Bay durante la grabación de una película.
Banner

Michael Bay producirá la película Songbird, un thriller sobre la pandemia que se rodará en Los Ángeles en plena crisis sanitaria por el coronavirus.

La película estará dirigida por Adam Mason, que escribe también el guión junto con Simon Boyes (Sin Salida). Su producción comenzará a finales del mes de junio y se convertirá en la primera que se rodará en Hollywood tras estallar la pandemia del Covid-19.

Según informa Deadline, Songbird será un thriller que seguirá el espíritu de Actividad Paranormal. Estará ambientado en 2022, en un momento en el que la pandemia no ha desaparecido. Los bloqueos han sido intermitentes en estos años y se han ido agravando debido a que el virus ha mutado.

Aunque parezca un thriller sobrenatural, Deadline apunta a que el tema se acercará más a la teoría de la conspiración y cómo el confinamiento ha alimentado la paranoia y el delirio de los protagonistas de la trama. El proceso de casting ya ha empezado.

De momento, los productores y el director están buscando al elenco de forma telemática. Según Deadline, los sindicatos aún están organizando sus propios protocolos de seguridad para poder grabar sin temor al contagio. Parece ser que los creativos que están detrás de Songbird han mostrado sus planes de filmación a los diferentes gremios y están preparados para comenzar a rodar.

Los planes para rodar Songbird tendrán muy en cuenta la distancia de seguridad, en el rodaje no habrá varias personas en el set y las secuencias se grabarán después de que el equipo técnico haya entrado primero a preparar la escena y no habrá momentos en los que los actores tengan diálogos cara a cara.

Junto con Bay, Adam Goodman, ex jefe de producción de Paramount, producirá la cinta que contará con Jacques Jouffret (La Purga) como director de fotografía y con Jennifer Spence (Annabelle) como diseñadora de producción.