Impactante: El coronavirus acabó con los músculos de un enfermero

La imagen de Mike Schultz se volvió viral en las redes sociales. Enfermó tras participar de un festival en Miami.

0
750
Mike Schultz estaba en condiciones físicas óptimas y no tenía enfermedades previas. Sin embargo, estuvo a punto de morir por coronavirus.
Banner

Mike Schultz es un enfermero estadounidense, de 43 años, que mantenía una gran forma física hasta antes de ser atacado por el coronavirus.

Luego de estar un mes conectado a un ventilador mecánico, el profesional de la salud perdió su masa muscular de manera considerable, dejando en evidencia el impacto que genera el Covid-19 entre los afectados.

Este enfermero, quien mantiene una gran cantidad de seguidores en Instagram, no se contagió en un hospital, ya que, contrajo el virus en en el Winter Party Festival, evento al cual asistió junto a su novio.

Por eso es que luego del show musical, y con el paso de los días, comenzó a sentir los síntomas del coronavirus y se fue agravando. Así es como ingresó al hospital el 16 de marzo para ser conectado a un respirador artificial ante todo pronóstico.

«No importa si eres joven o viejo, si tienes condiciones preexistentes o no. El coronavirus puede afectarte», contó Mike en entrevista con el portal BuzzFeed.

Y añadió: «Estaba muy débil. Esta fue una de las partes más frustrantes. No podía sostener mi teléfono celular; era muy pesado. No podía escribir, porque mis manos temblaban mucho».

Schultz era una persona sana, sin enfermedades crónicas en su historial.

Cambios físicos que se hicieron evidentes al permanecer inconsciente durante un mes y medio en una cama de cuidados intensivos donde perdió 23 kilos, pasando de 86 a 63 kilogramos.

De esta manera, y al recuperarse del virus, decidió publicar una fotografía del antes y después. Allí relató: «Quería mostrarles a todo el mundo cuán malo puede ser estar sedado por seis semanas conectado a un respirador o intubado».

«Más allá de otras cosas, el COVID-19 redujo mi capacidad pulmonar con una neumonía. Durante ocho semanas estuve alejado de mi familia y amigos. Ahora estoy poniéndome fuerte cada día y trabajando para incrementar mi capacidad pulmonar. Volveré a estar donde estaba de forma más sana en esta ocasión… incluso podría hacer cardio», dijo.

El enfermero, quien ahora sigue trabajando para recuperar su capacidad pulmonar, enfatizó en que nunca pensó «que fuera tan grave como hasta que las cosas comenzaron a suceder. Pensé que era lo suficientemente joven como para que no me afectara, y sé que muchas personas piensan eso. Quería mostrar que puede pasarle a cualquiera. No importa si eres joven o viejo, si posees condiciones preexistentes o no. Te puede afectar».